TRES PECECITOS SE FUERON A NADAR, LA RISA DE LAS VOCALES